Cómo decorar mi escritorio y adecuarlo según los principios del Feng Shui

Mejora la energía positiva en el trabajo utilizando los principios del Feng Shui para decorar tu escritorio.

Con tan solo unos pocos cambios podrás introducir esta filosofía china en tu espacio de trabajo. De esta forma, mejorarás notablemente tu concentración y múltiples sentimientos positivos que te harán ser más productivo.

Cómo decorar mi escritorio - Las bases del Feng Shui

Este arte milenario utiliza los espacios y su decoración para armonizar todos los ambientes. Frecuentemente, se usaba en la construcción de los palacios de los emperadores chinos hace miles de años.

Su base se centra en el flujo natural de la energía vital, conocida como Chi. Además, también se apoya en los principios de los 5 elementos (tierra, agua, fuego, metal, madera) y de los polos opuestos o Ying Yang.

Ahora vamos a detallar algunos aspectos importantes a tener en cuenta para que puedas escoger la decoración de tu oficina o espacio de trabajo con base en esta filosofía china.

 

Cómo decorar mi escritorio - sensación de orden y amplitud

Este punto, es quizás el más importante para establecer un ambiente de trabajo adecuado, ya que representa uno de los pilares principales del Feng Shui.

Para poder crear un ambiente que favorezca la concentración y productividad, es indispensable mantener tu escritorio libre de distracciones, con el menor número de cosas posibles. Tu espacio de trabajo debe estar siempre limpio y ordenado. Esto, además de mejorar la capacidad para trabajar, hará que fluya mejor la energía positiva.

La orientación del escritorio

Según el Feng Shui, la mesa de trabajo debe situarse orientada hacia el interior de la habitación, sin que quede pegada a una pared o ventana, para que la energía fluya de forma más natural. Es recomendable que la silla de tu escritorio quede situada de forma que al sentarte estés de espaldas a la pared o ventana.

La forma y tamaño del escritorio

Para que el espacio quede repartido de forma favorable hay que prestar atención a ciertos aspectos estéticos y funcionales.

La forma del escritorio puede ser diferente en función del uso que se le pretenda dar.

Por ejemplo, para crear un ambiente de trabajo en equipo, una mesa circular sería la ideal. Este tipo de mesas redondas facilitan la comunicación y el intercambio de ideas entre los miembros del equipo.

Si tu espacio de trabajo es compartido con más personas y necesitas poder concentrarte mejor, o si sencillamente tienes tu propio rincón para trabajar, podrías optar por escoger una mesa rectangular, ya que favorecen la concentración. Otra buena opción es escoger un escritorio en forma de “U” puesto que, según los principios del Feng Shui, esto hace que la energía confluya hacia el centro, mejorando así la concentración.

Respecto a las dimensiones del escritorio, este arte chino nos indica que se debe escoger un tamaño que no sea ni demasiado grande, ni demasiado pequeño. Lo ideal es decantarse por un tamaño suficiente para poder trabajar desahogados, pero a la vez poder tener todo a mano.

Por otro lado, es recomendable elegir un escritorio hecho de madera, puesto que transmite sensación de estabilidad.

Cómo decorar mi escritorio - Los colores

Para que tu espacio de trabajo tenga un aspecto agradable y repleto de energía positiva es fundamental escoger los colores adecuados.

En este sentido, describiremos brevemente los principales colores y las sensaciones que cada uno de ellos desprende para que puedas elegir el que más se adapte a ti siguiendo los preceptos del Feng Shui.

  • Blanco: es el color estrella del Feng Shui. Representa al Yang, símbolo de pureza. Es recomendable introducir toques de color para equilibrar la energía del Yang con la del Ying. Para conseguir una atmósfera de paz, se podría mezclar con tonos beige, gris claro o negro. Con esta mezcla conseguirás un equilibrio de color que creará un espacio ideal para el trabajo.
  • Negro: este color se relaciona con el elemento agua que, según esta filosofía china, absorbe todos los colores. Además, se asocia también a la riqueza y abundancia. Utilizar el negro es muy recomendable para lugares de estudio o trabajo, siempre en pequeñas dosis y combinado con tonos claros como blanco o beige.
  • Tonos tierra: como su propio nombre indica, son colores relacionados con el elemento tierra. Este tipo de tonalidades dan sensación de confort y seguridad, creando un ambiente de armonía ideal para realizar actividades que requieran de esfuerzo mental. Por eso, son tonos perfectos para incluir en elementos decorativos de tu escritorio o en las paredes de tu oficina o despacho. Combinan especialmente bien con los verdes y azules claros.

Ahora que ya sabes las bases de esta filosofía milenaria, puedes incluirlas en la decoración de tu escritorio u oficina y comprobar todos sus beneficios.

En Faberin apostamos por un estilo minimalista con diseños simples y únicos realizados por diseñadores de todo el mundo y hechos por fabricantes locales. En nuestra tienda puedes encontrar diferentes artículos que podrán combinar a la perfección con tu espacio de trabajo Feng Shui.